Created by 6q

...

...
...

Entradas del blog


domingo, 28 de octubre de 2012

EN EL ZAPATO DE OTRO....

Hoy son de esos días en que me he levantado muy filosófica, y me da por pensar, quizás más de la cuenta.
Tal vez tendrá algo que ver que llevo unos días en casa con un resfriado de aupa, y claro veo la tele, las noticias, y alguna película que me ha hecho darme cuenta de muchas cosas.
Espero no aburriros, pero necesito compartir con todos lo que siento y pienso.

Desde que nacemos, y empezamos a caminar, ya iniciamos el camino de lo que será nuestra vida, o nuestro destino.
Al inicio nuestros pasos, serán torpes, inexpertos, pero poco a poco, y con ayuda, nuestros pasos se convertirán en firmes y certeros.


Y desde el primer momento nuestros pies son arropados por la calidez de un calzado. Para protegernos del suelo donde pisamos. Aunque a veces tardamos mucho en saber lo que es caminar y hacia donde queremos ir.



Cuando ya somos adultos la cosa se va complicando. Si, si, complicando. Y vosotros os preguntaréis porqué digo todo eso.
Lo digo porqué las personas tenemos el gran defecto de juzgar a los demás tan solo por su aspecto, sin saber realmente que historia se esconde detrás de cada persona.
¿Que historia tienen que contar estas alpargatas ó "espardenyes" como le decimos los catalanes?
¿Son campesinos o castellers a punto de iniciar una torre?
Sea lo que sea, yo veo esfuerzo, ilusión, sueños, esperanza.



¿Y en las botas de estos bomberos? Personas anónimas que se dedican a combatir los incendios, a salvar vidas, incluso a veces sacrificando la suya propia.
Todos ellos tienen familias, que seguramente vivirán la agustia de ver salir por la puerta a la persona amada, y quedarte con el miedo si volverá o no.



 Y luego está el esfuero, la superación, el reto, la meta .....



Y a veces el dolor. Si, si, el dolor. Las bailarinas, todas ellas esbeltas, y como bellos cisnes. Pero cuantas lágrimas y pies lastimados hay debajo de esas zapatillas.
Igual sucede con los zapatos de tacón de una top model. Muchas veces llevan un número menos, y acaban con los pies deformados por la estrechez de los zapatos. Pero ellas se mantienen firmes y con la mejor de sus sonrisas.
Bueno, en este mundo hay de todo un poco. Cosas buenas y cosas malas. Muchas mentiras, pero también mucha verdad.


Por eso queridos míos, dejemos de juzgar a nuestros semejantes tan solo por su aspecto. Conozcamos antes su historia, sus circunstancias. A veces las apariencias engañan, y es así. Nuestra imaginación va mas allá y se imagina cosas que no siempre son verdad.
A veces las personas tienen que mantener en silencio sus circunstancias por muchos motivos. Y ese silencio lo debemos de respetar. Dicen que la verdad tarde o temprano siempre sale a flore.



Incluso unos zapatos viejos y rotos. ¿Porqué juzgamos a veces a los mendigos que van por la calle? ¿Porqué muchos se piensan que son escoria?
¿Alguien les ha preguntado el cómo han llegado a ese extremo?
Hay muchas vidas y muchas circunstancias, y no somos nosotros precisamente a quien nos corresponde juzgar a los demás.
Nosotros mismos ya nos juzgamos cada día. Somos nosotros, los que estamos dentro del zapato, y solo nosotros sabemos hasta que punto nos duele o no.




Por eso, sea cual sea "tu calzado", no envidies nunca el calzado ajeno, porqué seguramente echarías a faltar tu propio calzado.
Ya os he advertido que hoy estaba muy filosófica, pero es que a veces estoy realmente cansada de tantos chismorreos, de que se metan con la gente injustamente, sin darles la oportunidad de expresar cual es realmente su realidad. ¡¡¡Ya está bien!!!!
Procuremos cuidar de nuestro propio calzado, de nuestras propias circunstancias, y si nos metemos con los demás, que sea simplemente para ayudarles.



"Nunca pienses que detrás de la sonrisa de los demás, hay una vida más fácil que la tuya". (Jenny Moix)

Espero no haberos aburrido. Necesitaba expresar y compartir lo que siento.

Hasta pronto. Besos y abrazos.







5 comentarios:

Ana Miranda dijo...

Dolors, que tierna te has puesto, pero has dicho verdades como casas. Tus reflexiones estan muy acertadas, y que pena que no nos paremos a ello más veces. Quan más ricos seriamos?
Un abrazo y cuidate mucho

agullainquieta dijo...

Quanta raó tens! Si tots ens preocupéssim més del nostre "calçat" i del que hi ha a dins, que d'ocupar-nos d'interferir a les "sabates" dels altres, el món aniria molt millor!
Un petonet

Taller de Soco dijo...

A veces hay que soltarse, Dolors, tú tranquila :) Y tienes mucha razón en tus reflexiones. Por desgracia vivimos en una sociedad donde impera la imagen, la apariencia...menos mal que hay personas que se asoman un poquito más adentro ;) Un besito!

Floreal dijo...

Muy buena tu reflexión, creo que es un dicho inglés el que lo dice, no judgues hasta ponerte en los zapatos del otro.Feliz Domingo!

Blanca dijo...

Un bonito post!!!
Bss